..:: sadmatanza.com ::..

DIRECCIÓN GENERAL DE CULTURA Y EDUCACIÓN
Secretaría de Asuntos Docentes II | La Matanza
Niveles: Educación Secundaria, Educación Superior y Formación Profesional.
Modalidad: Educación Física, Educación Artística y Centros de Educación Física.-
16/02/2017 18:00hs
17/11/2016 09:00hs
Violencia de Genero
Desde el Ministerio de Desarrollo Social de la Presidencia de la Nación pone a disposición de las mujeres víctimas de este delito la línea telefónica gratuita 144 que funciona en todo el país, las 24 horas, los 365 días del año.
Con esta iniciativa se contiene, informa y asesora a quienes se encuentran en situación de violencia en sus diferentes formas:
Física,
Psicológica,
Sexual,
Económica y patrimonial,
Doméstica,
Institucional,
Laboral,
Contra la libertad reproductiva,
Obstétrica y mediática.
En nuestro país se encuentra en vigencia la
Ley N° 26.485 de
“Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales”

. En julio de 2016, el Gobierno nacional presentó el
Plan Nacional de Acción integral
para abordar la violencia contra las mujeres desde los ámbitos cotidianos, que prevé la implementación de medidas y acciones en todo el país para asistir integralmente a las víctimas de violencia.
Todos debemos ser parte de la solución porque cuando alejamos a una mujer del maltrato, recuperamos su alegría, cuidamos su salud y le brindamos una mejor
16/02/2017 18:00hs

La violencia familiar es una expresión del ejercicio de poder, de los más fuertes sobre los más débiles.
Esta violencia se produce al interior de los hogares, y es una de las formas de agresión que se ocultan e invisibilizan, ya que rompe con el ideal de familia propio de la sociedad patriarcal.
Sin embargo, dada la gravedad de la problemática, ha adquirido en nuestros días mayor condena por parte de la sociedad, dejando de considerarla una problemática individual, del ámbito privado para ser definida como un problema social.
A lo largo de la historia, la Violencia Familiar se consideró un problema puertas adentro de las familias.
Por esta razón, la sociedad civil y el Estado toleraban y naturalizaban situaciones tales como:
Niños maltratados,
Mujeres golpeadas y abusadas,
Ancianos víctimas del abuso del poder familiar,
Entre otras.
Uno de los factores que impedían la visibilidad de la problemática era la consideración de la familia como un espacio privado e intocable, en el cual se suponía que sólo existía entre sus miembros amor y solidaridad.
Esta suposición ocultaba las relaciones violentas existentes dentro del grupo familiar, subordinándolas a la autoridad patriarcal.
Sin embargo, la crueldad y el incremento de víctimas de violencia en las familias, contribuyó a otorgarle carácter público a la problemática.
A partir de aquí, diversas investigaciones comenzaron a denunciar esta situación, demostrando la gravedad y dimensión del problema.
Ante esta realidad, el Estado y los organismos internacionales empiezan a intervenir. De esta manera surgen las primeras reglamentaciones, leyes y convenciones que protegen y amparan a los miembros indefensos de las familias.

Un subtipo de la violencia de género es la violencia doméstica.
Ésta tiene lugar en el espacio doméstico, en el espacio delimitado por las interacciones en contextos privados.
Por ello, se hace extensible a los noviazgos, relación con parejas, convivan o no, y de ex parejas.
Su objetivo es el mismo: ejercer el control y el dominio sobre la mujer para sostener y perpetuar el poder del varón en este ámbito específico.
Se entenderá que violencia contra la mujer incluye la violencia psicológica, sexual y física.

17/11/2016 09:00hs
Justificación
En la actualidad, la violencia de género se presenta en las escuelas públicas del país, pero las características y la intensidad en que sucede, depende del contexto social y la situación de marginación en donde se ubican las escuelas, lo que hace más complejo el definir acciones efectivas para prevenir, atender y erradicar esta forma de violencia en el ámbito nacional.
Muchos de los estereotipos de género que predominan en ciertos grupos sociales son factores asociados a la generación de violencia. Por ejemplo, el hecho de que como parte de los procesos de construcción de las identidades masculinas el hombre tenga la necesidad de hacer patente su valentía, virilidad y jerarquía, son aspectos que tienden a legitimar la violencia y discriminación hacia las mujeres.
Las consecuencias que se derivan de la violencia de género en las escuelas son considerables: desde la falta de interés por estudiar hasta la deserción escolar, pasando por la afectación a la integridad física, problemas de aprendizaje, inadaptación social, entre otros.
Además, si partimos de que no existen estudios con representatividad nacional respecto a la violencia de género en las escuelas, resulta indispensable desarrollar investigaciones, que permitan contar con esta información, sirvan de base para el conocimiento preciso de este tema y deriven en el desarrollo de políticas educativas.